Cuando el compañerismo trasciende las aulas.

Carta del Arquitecto Federico Perazzone, Profesor Coordinador de Creatividad Acción y Servicio

Difícilmente uno como docente, y ante todo como ciudadano, no puede evitar sentirse interpelado por estas muestras de generosidad y construcción colectiva que los alumnos del colegio San Pedro Apóstol nos plantean.

A lo largo del año 2013 tuve la suerte de ser testigo de cómo un sentimiento compartido de solidaridad, se traslució en una respuesta clara y concreta que fue la creación de una cooperativa escolar. Hoy, cuando el individualismo corroe fuertemente nuestros espacios, en las aulas de nuestro querido colegio, brota el cooperativismo para sustituir la competencia inexorable, por la búsqueda de un bien común, lo cual, no solo nos deja una profunda enseñanza sino también que permite cuestionarnos firmemente sobre cuál es nuestro rol como agentes de cambio en aquello en lo que creemos que es necesario intervenir o modificar.

Si bien desde las materias C.A.S. (Creatividad, Acción y Servicio) y Formación para la vida y el trabajo, pudimos acompañar a los alumnos en diversos proyectos de acción social, quisiera hacer referencia a uno de ellos no solo por la intensidad de lo vivido sino también por el alto valor motivador que conlleva.

El proyecto se gestó por pura iniciativa de los alumnos de 4to año quienes habiendo obtenido dinero de sus microemprendimientos, decidieron por medio de la cooperativa, destinar los fondos a la “Fundación Senda azul”, que brinda apoyo y contención a jóvenes con diferentes discapacidades mentales. A lo largo de un mes los alumnos trabajaron y se prepararon para visitar la fundación y hacer partícipes a los integrantes de la misma del fruto de su trabajo cooperativo. Así fue que el día martes 19 de noviembre, vestidos de payasos, con tortas, música, bailes y malabares festejaron con alegría no solo el encuentro con una realidad diferente a la de ellos, sino también el gozo de romper barreras e ir más allá de los intereses propios.

Sin lugar a dudas esta naciente cooperativa escolar es un medio claro que permite fortalecer el pensamiento de nuestros alumnos para transformarlos en acciones concretas; acciones que trascienden las aulas y forman a nuestros alumnos en personas de bien capaces de ser transformadores de la realidad.